Informe del Proyecto de Apoyo al Planeamiento Comunitario en el Municipio de la Desembocadura de Río Grande (Awal Tara)

César Póiz Colemon 1

Resumen

E1 Proyecto de Apoyo al Desarro­ llo Humano Sostenible de las Comunidades I ndí genas y Cam­ pesinas, que se desarrolla en la zona norte de la Región Autónoma delAtlánticoS,ur es co­ ordinadoyejecutado por la Ofi­ cina de Servicio s para proyec­ tos de las Na ciones Unidas en Nicaragua.

Uno de los componentes de este proyecto, es fortalecimien­to institucional de las autori­dades comunitari as, en el con lnsmutode Elludios y Promoción de la Autonomla {URACCAN).

texto de las leyes del país, como la Constitución Politica de la República, El Estatuto de Autonomía, la ley de Munici­ pios y otros.

La Universidad de las Re­ giones Autónomas de la Cos­ ta Caribe Nicaragüense, URACCAN, firmó un convenio de co-ejecución de algunos componentes de este proyec­ to: Comunicación y capacita­ción para el planeamiento co­ munitario.

El objetivo del proceso de planeamiento comunitario es facilitar a los miembros de las comunidades indígenas de la autoplanificacíón de activida­ des organizativas, de gestión, participación y ejecución de proyectos y programas , con apoyo del Proyecto.

Uno de los principales re­ sultados de este proceso con­ siste en la integración y fun­cionamiento de una asamblea de autoridades comunitarias y municipales, quienes utilizarán este espacio para plantear y discutir las necesidades y pro­ blemas de las comunidades, y desarrollar un proceso de ne­ gociación y oordiriación.

Las comunidades seleccio­ nadas fueron Ka rawala, Kara, Aúlla, Sandy Bay, La Barra, Walpa y la Esperanza, todas del municipio de la Desembocadu­ ra de Río Grand e, conocido por sus habitante como Awal Tara.

La metodología utilizadaes la Planeacíón comunitaria, como parte de un proceso y la mediación en la resolución de conflictos alternativos.

Breve caracterización del municipio y sus comunidades

El municipio de la De s em­ bocadura de Río Grande, es de reciente creación en la RAAS, en 1995. La decisión política tomó en cuenta la distancia con Bluefields, la relativa ho­ mogeneidad poblacional desus comunidades y la disponibili­ dad de recursos naturales; ex­ tensas lagunas que albergan variedad de peces de calidad come rcial, cayos y arrecifes coralinos que albergan la lan­ gosta y tort ug as, bosques latifoliados y coníferas de los llanos de Makantaka, que se extienden hasta este sector. El mun icipio no cum plía con el requisito que dispone la nor­ ma nacional mínima de 5,000 habitantes. porque las seis co­ munidades actuales que lo con­ forman cuentan con una pobla­ ción de 3,115 habitantes, de los cuales 1,549 son hombres y 1.602 mujeres. Los mayores de 15 años son 1,544 entre mujeres y hombres; y hay 807 mujeres y 737 hombres mayo­ res de 15 años. El número de viviendas es de 440 para un promedio de personas por vi­ vienda de 7.16 una de las más altas del país, dado que la me­ dia nacional es de 5.5 por fa. milia. La más cercana a la me­ dia de la Desembocadura de Río Grande es la de El Tortuguero con 7.11.

Los pobladores se ident ifi­ can como miskitos, ulwas y creoles, por tanto las lenguas que hablan son el mískito, inglés creole, el español que es la lengua dominante, y dos variedades de la lengua mayagna(sumo): tua hka y ulwas. Este último sólo se ha• bla en Ka rawala y es una len• gua prácticamente en extin­ción.

Las comunidades pororden de importancia son: Karawala, cabecera municipal, Sheran Sandy Bay o Sandy Bay Sirpi, cuenta con más población que el resto de comunidades (1,600 habitantes), luego sigue Kara, Walpa, la Barra y la Esperanza, que apenas tiene 131 habitan­ tes. Esta última se encuentra en proceso de formación, por­ que hasta ahora había sido una finca.

La topografia del munici­pio, al igual que el resto de municipios costeros, compren de una superficie plana, con abundantes humedales, lagu­nas, lagunetas, ríos, y consti­ tuye un importante hábitat costero que incluye las aguas marinas e internas, esto le da un enorme potencial de pesca y,posible principal fuente de ingreso de la población. Los recursos acuáticos en este sec­ tor únicamente son compar­tidos con Laguna de Perlas. Sólo existe una zona similar en la RAAN, en el sector de los cayos Miskitos y Sandy Bay norte.

Los recursos foresta les se ubican en el noreste del muni­ cipio, colindante con Ala­ mikamba, ahí se ubican los lla­nos de extensos pinares, cono­ cido como los lla nos de Karawala, estos se encuentran protegidos por el decre to No.42-91del 4 de noviembre de 1991. En los bosques hú­ medos de Santa María, se en­cuentran el cedro macho, el nancitón, el granad illo, el palo de agua y otras especies pro­pias de estos hábitat. También están los extensos y bien con­ servados bosques de mangle. Lograron sobrevivir a los re­cientes y extensos incendios forestales.

Las comunidades de la Desembocadura de Río Grande

3. 1. Sandy Bay Sirpi

Sandy Bay Sirpi en miskito, Sheran Sandy bay es la adop­ ción creole, o simplemente Auhya ( Arenao playa) es como la denominan sus vecinos. Sandy Bay, está asentada en una zona costera a mar abierto. Viven unas 1,600 ha­ bitantes que se autoidenitfican como miskitos, aunque se ob­serva un alto mestizaje con los creoles. También se observan fenotipos del pueblo Ulwa en grupos pequeños. Se habla el miskito , inglés creole y espa­ñol. Existe presenciade las re­ligiones(en orden de importan­cia) Morava, Maranata, Episcopal {Anglicana) y Cató­lica.

La historia oral de sus an­cianos y líderes comunales, re­gistra que Sandy Bay fue fun­dada en 1870. Sus fundadores emigraron de Dakura y Sandy Bay Tara. A lo emigrant es se le sumó otro grupo de personas que provenían de un lugar lla­mado Karaslaya. Se cree que Karaslaya fue fundada por Ulwas y Tuahka, quienes emi­ graron de aguas arriba proce­ dentes de Prinzapolka y Bambana.

La principal actividad eco­nómicaes la actividad pesquera de la langosta , la realizan en los cayos vecinos, utilizandoel nasas para ello, autocons­truidas en la mayoría con ma­dera de papta (palma de lla­no). También son habilitados por las empresas pesqueras que operan en la región con otros tipos de nasas. El costo oscila entre ( $80.00 y ($ 130.00. Fabrican sus nasas directamen­te en los bancos de pesca y reciben una habilitacióna me­dias de algunas empresas a cambio de la venta del produc­to. Se practica el buceo en pe­queña escala. La pesca de la tortuga es para el autocon­sumo y venta a intermediarios, que la llevan al mercado de Bluefields.

Un pequeño porcentaje de la población se dedican al cul­tivo de musáceas, arroz, frijol y tubérculos. Los que se dedi­can a esta actividad viajan de sus comunidades en tempora­das cortas con toda la familia a tierras aptas para el cultivo, y distan en tre ocho horas y has­ta tres días en sus cayucos a punta de remo.

Los hombres que se dedi­can a la actividad pesquera (más del 60%) desarrollan una jornada semanal que inicia el lunes y regresan los sábados por la mañana o por la tarde, durante este período las mujeres se encargan de todas las actividades comunales: la iglesia, el comercio, la atención a visitantes oficiales, atención a los niños(as) y demás activi­dades del hogar. Los pescado­res normalmente cuando regre­ san de sus faenas de pesca, utilizan esos días para el des­ canso. Los jóvenes hacen las visitas a las novias y otros in­gieren bebidas alcohólicas. Los domingos por la mañana asis­ten al culto religioso, por la tarde se dedican a preparar sus aperos con ayuda de los demás miembros de la familia. En el verano, según relatan varios jóvenes, también real izan ac­tividades deportivas.

- Sandy Bay y la relación con las demás comunidades

El hecho de que Karawala (Sumo Nani, los sumos) así se expresan de esta comunidad, haya sido nombrada cabecera municipal, resulta inaceptable para los pobladores de Sandy Bay, porque ellos opinan que tanto en lo económico como por cantidad de población, Sandy Bay es más importante que Karawala, pero además Sandy Bay es poseedora del tí­tulo de propiedad territorial, e históricamente lo han conser­ vado gracias a sus abuelos. Por lo tanto, dicen que no necesi­tan del mu nicipio para auto­ gobernarse, porque además no forma parte de sus tradi­ciones.

El segundo elemento de tensión que exacerba el etnocentrismo de Sandy Bay, es el he­cho de que siendo ellos, una comuni­dad mayoritaria, nunca han podido elegir a sus candida­tos a miembros de los Consejos Regio­nales, lo que no en­tienden es porque siempre estos tienen que ser electos de Karawa la y expresan«de no haber cambio en este sistema di­fícilmente Sandy Bay vuelva a parti­cipar en eleccio­ nes», sobre todo la de Consejos Regio­nales.A lo interno dela organización comunitaria tam­bién se están dando algunos conflictos de poder y liderazgo que tiene dividida a la comunidad, existe la.impresión que ésta obedece en primer lugar al enraizamiento del cargo de Síndico que ha ejercido por más de 30 años por la misma per­ sona, no por elección si no por herencia, que lo ejerce el he­ redero del líder anciano Beni­to Rodriguez, quien logró el título de la comunidad y ejerce una especie de poder clá­nico.

Es posible que los Conse­jos de Ancianos, como autori­dad en esta comunidad, sea de reciente resurgimiento. Algu­nos piensan que después de la guerra, se pudo observar que el presidente de los Consejos de Ancianos es relativamente joven y ejerce este cargo por elección formal y no por autoridad delegada por edad. Esta figura está emergiendo con bastante autoridad, pues ha logrado aglutinar a impo rtan­ tes sectores de la comunidad, con relación a la destitución o reafirmación del Síndico, quien recibe beneficios personales a nombre de la comunidad y se le acusa de corrupción y mal­ versación de los recursos eco­ nómicos de la comun idad. Sin embargo, hasta ahora no han podido encontrar una salida con este pro cesode coordina­ción y entendimiento comuni­tario. Entre tanto todos deben participar en el proceso elec­ toral comun itario con el fin de garantizar la autoridad y el ejercicio del poder.

Las negociaciones de uso de los bancos de pesca fueron realizadas por el Síndico con las empresas pesqueras. Esta ac­ción le permite ejercer poder de manipulación sobre muchos pescadores, aunque también de alguna manera estas acciones de hecho se han revertido en su contra.

Se le dedicaron unos párra­ fos a este caso porque, inde­ pendientemente, que ya existe la actividad dirigida a la reno­vación de las autoridades, éste será un proceso que también creará conflictos internos e intercomunitarios y causará más de una confusión por la resistencia a dejar el cargo de parte del Síndico, lo cual pue­ de incidir sobre importantes decisiones que deben tomar las autoridades de la comunidad.

Se preveé que también pue­ dan surgir nuevas figuras como los consejos de ancianos, apo­yo de ancianos y ancianas al Sindico, etc. Esto se debe a la capacidad que tiene el Síndico para influir entre la gente de la comunidad y por el poder económico.

Finalmente, el hecho que exista la influencia de cuatro religiones también incide en la elección del futuro líder, además de influir en las divergen­cia de opinión en la comuni­dad. Hasta ahora el mayor liderazgolo ejercen los comu­nitarios de la Iglesia Morava.

3.2. Karawala

Kara significa Henequén y Wala, el Otro, El Otro Hene­quén. Para expresarque es otra comunidad Kara, los originarios Ulwa lo denominaron Awa-Wak, era el nombre del lugar antesde llamarse Karawala. Por su ubicación geográfica funcio­na como la cabecera municipa,hay 1,103 habitantes, integrados en unas 130 familias.

La distribución étnica es de un 60% de ascendencia mayagnas - ulwas, el resto de la población miskitos y un por­centaje mínimo de mestizos y creole. La Lengua dominante es el miskito, pero también se habla el inglés creole, ulwa y español. La mayor parte de la población es trilingüe y los ulwas son cuatrilingues.

Karawala es una de las co­munidades que mejor organi­zación comunitaria presenta, con más arraigo organizativo

tradicional: los consejos de ancianos en su dimensión an­ cestral, el Wihta, los Ta Upla, el Síndico etc . Quizás esto in­ fluya en que la comunidad ten­ ga un aspecto más limpio y ordenado que el resto de co­ munidades. Por ser cabecera municipal, los servicios guber­ namentales han iniciado su presencia; el centro de Salud con dos méd icos, enfermeras; centros de educación primaria y secundaria hasta tercer año, oficina mun icipal del Consejo Supre mo Electoral, un radio para servicio de comunicación y mensajería de ENITEL y Ofi­cina de la alcaldía.

Otras instituciones impor­ tantes son: la Iglesia Morava, la Iglesia Episcopal, la deno­minación religiosa Maranata y los Testigos de Jehová.

Breve historia

Karawala fue fundada des­pués de Kara, por cazadores mayagnas de las tribus Ulwa y Tuahka, emigrantes de las co­munidades de rió arriba. Lle­ garon a poblar esta zona cer­cana a la costa, lo cual no es común en los pueblos sumos, buscando seguridad fisica y alimentaria. Según relato de algunos ancianos, Karawala empezó a crecer con la presen­cia de compañías inglesas y norteame ricanas que extraían caoba en el área. Después lle­garon las compañías bana­neras. Estas operaron entre 1840 y 1900. Karawala era una comunidad con muchos ár­ boles frutales : aguacate, man­ go y naranjas. Nosotros cam­biábamos naranjas por coco con la comunidad de Auhya Sandy bay, pero una compañía llamada Notan Company que vino y negoció con los ancia­nos, convirtieron en patio de madera la comunidad y tumba­ron todos los árboles frutales. Hasta ahora están volviendoa crecer los árboles, manifiestan Edly Rodríguez y Rodrigo Rodrí­guez». Con las compañías vi­nieron a Karawala gente de to­das partes, algunos se queda­ron, otros se fueron. En Ka ra­wala y Sandy Bay se asentaron las primeras iglesias: Morava y Anglicana de la zona.

Karawala ha corrido la mis­ma suerte de muchas comuni­dades de la Costa Atlántica como Prinzapolka: Sukat pin, Wounta, Kukrahil y otros don­ de operaron compañías de enclave. los pobladores fueron convertidos en obreros de es­tas empresas y toda la econo­mía comunitaria giraba alrede­dor de los trabajadores perma­nentes y temporales. En ese período estas comunidades no desarrollaron la agricultura fa­ miliar. Al desaparecer las com­ pañías sólo chatarra y desola­ ción heredaron. La gente ma­yor todavía añora con esperan­za que llegue otra compañia . Entre tanto los jóvenes creen en la pesca como posibilidad de obtener sus ingresos, o en las instituciones que contratan sus servicios, ahora que Karawala es sede municipal

.3.3 . Comunidad de KARA

Kara, en miskito significa henequén, de esa planta ex­traían fibra para cuerdas de pesca y tejidos, antes de la lle­ gada de los europeos. Esta planta abundaba en el lugar, {aún se observan plantas de henequén). Este es el origen del nombre de la comunidad.Cuenta la historia oral de sus ancianos que Teodoro Bartoles y su familia fueron los primeros pobladores. Llegaron procedentes de Sandy Bay, habían pasado por Haulover, pero buscando mejores tierras para sus cultivos, la caza y la pesca e ncontraro n este lugar. En Sandy Bay vivieron como dos años, pero se vino un huracán y arruinó todo, sólo sobrevivie­ron Kuka Dura, Diasy, Leticia.

la Kuka (abuela) Judy cuenta que el lugar era bueno, bonito, pero mucho azotaban los vientos fuertes, por eso de­ cidieron buscar otro lugar, así es como llegaron a Kara. Era una montaña, las plantaciones de banano, arroz y todo lo que se sembraba nacía bien, había comidaen abundancia, los ani­ males salvajes llegaban al pa­ tio de los ranchos, esto era como en los años de 1914. Para entonces ya funcionaba una compañía llamada Standar Fruit Company. En 1940 un huracán te rminó con todo, las casas fueron tumbadas. Sólo queda­ ron viviendo tres personas de una misma familia, luego lle­ garon otra gentes del norte y de río arriba, de Sheran vinie­ ron Kukia Lut ia Me ndoza y Aquiles Abraham.

En 1946 un pastor comen ­ zó a visitar Kara y se constru­ yó la primera iglesia con techo de palma. No había escuela, los ancianos enseñaban en su casa. Hasta en 1960 se construyó un rancho para escuela, era de piso de tierra. En 1976, la comuni­ dad construyó una escuela me­ jor y en 1992, se construyó la escuela que funciona ahora, con a poyo del proyecto PRORAAS.

Así nació Kara, había uni­dad, los ancianos enseñaban eso. Había una sola iglesia, en esa misma iglesia predicaba el pastor moravo, el episcopal y católico. Ahora los moravos están aparte y los otros toda­ vía siguen juntos. En la actualidad, en la co­ munidad viven unas 620 habi­ tantes autodefinidos como miskitos, existen algunos creoles, y mestizos de creole con sumos. Las lenguas que se hablan son el miskito, inglés creole y et español.

Los pobladores, viven de ta agricultura de autoconsumo, pesca de escama y langosta, venta de madera, labrado de cayuco y otros. Las mujeres pasan la ma­ yor parte del tiempo en la comunidad al frente de las acti­ vidades domésticas, y partici­ pan con beligerancia en las asambleas y actividades comu­nitarias con voz y voto.

.

3.4 La comuni dad de WALPA

Walpa, en lengua Miskito significa Piedra. Según la his­toria oral contada por los an­cianos de la comunidad, Walpa es la comunidad más antigua delsector, pero por estar en un lugar recóndito (Lagúm Klukia kumra nara), casi nunca se les ha tomado en cuenta. Tan es así que cuando se dio el titulo a las comunidades, las autori­ dades se lo otorgaron a la gen­te de Sandy Bay, pero Walpa existía antes que Sandy bay.

En la actualidad Walpa si­gue en el abandono, pues to­das las lanchaspasan en fren­te de la comunidad. vienen de otro lado y pasan de paso para Sandy Bay, y si salen de Sandy Bay también van de paso. Ya no vienen a Walpa pues sólo cuando necesitan algo llegan a buscar a la gente. «Hace poco hubo una reunión de los consejales en La guna de Per­las y estábamos listos para asistir, pero la panga Sandy Bay, llevó tres personas de alli y tres de Karawala, pero de aquí no llevó a nadie”.

la gente de Walpa se autodefinen de la raza Miskito ( Miskito Nani Baman nara iwisa). Los primeros poblado­res llegaron del norte {Yahbra wina), de un lugar conocido como Pahra Tigni. El líder que descubrió el lugar era Simón Archivol. Después llegó más gente y nació Walpa, hasta que se hizo el pueblo. los pastores anglicanos fundaron la iglesia, y en 1992, el PRORAAS ayudó a construir la escuela.

Walpa cuenta con 388 ha­ bitantes, entre mujeres, hom­bres, niños y niñas, que con­forman unas 32 familias. Hay 42 casas entre habitaciones fa­miliares, escuela, iglesia. La principal actividad de los comunitarios, es la pesca de langosta en el mar, también unos se dedicana la agricultu­ra. las mujeres pasan la mayor parte del tiempo en la comu­nidad en el cuido de los niños y demás actividades domésti­cas. La comunidad presenta una vista panorámica de postal cuando se pasa de frente, no obstante al igual que el resto de comunidades costeras pade­ce mucha humedad durante el invierno, esto ha obligado al corte de muchos árboles de mango frondosos y antiguos, sin embargo todavía las arbo­ledas de naranja, limones y fru­tas de sabana son abundantes.

la lengua que más se usa es el miskito e inglés creole y algo el español. la autoridad comunal en Walpa la ejercen los ancianos. Al frente está un coordinadar y el Wihta, y también los miem­bros del comité comunal de PRORAAS. No existe la figura del Sindico. Las mujeres tiene un papel beligerante, y aunque aún no ostentan cargos tradicionales, participan en las reuniones y actividades comunales, la coor­ dinadora del comité comunal de PRORAAS es una mujer, ele c­ ta por los miembros de la co­ munidad.

Comunidad La BARRA

La Barra se ubica en la Des­embocadura del Río Grande. Cuenta con 280 habitantes, la mayoría son mujeres y niños. La composición étnica de la comunidad, en su mayoría son creole (así se autoiden­tifican ellos) y miskitos. La principal actividad eco­nómica es la pesca de la lan­ gosta y de tortuga, pero algu­nas familias se dedican a la agricult ura en las tierras que se encuentran en frente de la comunidad.

En cuanto a la religión, se practican principalmente la re­ligión Episcopal y Morava. Las lenguas que hablan en su mayoría es el inglés e in­glés creole y el miskito.

Comunidad de La Es­peranza

Breve historiaria

La Esperanza era una finca. del hijo del señor Alstin Cutberth. Funcionaban varias compañías bananeras. Los Cutberth cultivaban el banano. En ese tiempo este lugar era bueno, pero los spail y los miriki de las compañías salían a cazar, y cuando mirabana un indio lo tiraban como si fuera un animal. Gracias a Dios vino un huracán y se inundó todo, desaparecieron las plantacio­nes de bananos y luego hubo una enfermedad del banano y la compañía desapareció. Años despues vino alguna gente de río arriba, que traba­jaban en las minas, pero cuan­do cerraron las empresas se vi­nieron a La Esperanza, junto con un grupo de Sandy Bay, de Ka rawala y de Tumarín. La población es de 131 ha­ bitantes, todos miskitos.

4. Consideraciones acerca del tema de estudio

La percepción comunita -

  1. Los actuales principios que impulsa el PRORAAS, aun no son percibidosen su verdadera visión y mi­ sión por los y las comu­ nitarias (os), se percibe al PRORAAS como la ta­bla de salvación de todos los problemas de la comu­nidad, desde las obras comunales, de infraes­tructura, social, educativo, etc. Esto es compren­sible debido a que en la primera etapa del PRORAAS, impulsó pro­yectos de construcción de escuelas, clínica, entrega de motores fuera de borda letrinas, etc. Como uno de los principales proyectos en la zona, des­ pués de la guerra, las obras además son medibles, visibles. Pero el pro­ grama de Fortalecimiento Comunitario resuIta ser de largo plazo. Se busca como ir mol­ deando nuevas percepcio­ nes a partir del faci­ litamiento para el auto­ desarrollo, lo cual es bas­ tante difícil en una socie­dad sometida durante años a políticas pater­ nalista, asitencialism, o economías de enclave, y en la cual además se hadado una denegación de las diferencias étnicas y culturales, e incluso a ni­vel regional las estructu­ ras gubernamentales se proyectan en el área ur­ bana o cerca de las ciu­ dades y hasta ahora es­ tán tratando de atender estos sectores margina sdos.
  2. Es indudable que las es­ tructuras comunitarias han estado debilitadas, la figura con mayor poder es la del Síndico, pero en especial el Síndico de Sandy Bay, quien antes y durante la guerra jugó un papel beligerante. En el resto de las comunidades durante la guerra, la uni­ dad y guía de la comun i­ dad fueron los pastores. Sobre todo 41n Kara, Walpa y La Esperanza. El relanzamiento de los an­cianos como autoridad comunitaria, viene des­ pués de la guerra y no han desarrollado mecanismos de coordinación organi­zacional. perciben esta como una organización de los miskitos, con sede en la RAAN, quienes otorgan el nombramiento de los ancianos. La estructura de KARA­ WALA es la más solida y con mayor tradición, ade­más es la segunda comu­nidad con un Síndico. Este ha ejercido su rol y ha percibido beneficios de algunas empresa, dádivas, que son percibidas como fuertes sumas de dinero por el resto de co­munitarios. La diferencia de este Síndico con el otro es que en Karawala la comunidad ejerce fuerte control social, y cuando sienten que esta au­toridad, no está cum­pliendo con su papel de­ bidamente es sustituido, situación que no ha pa­ sado en Sandy Bay. Walpa y Kara están expe­rimentando un ascenso en su incidencia y organiza­ción, sin embargo las pugnas familiares y por los recursos no les ha per­ mitido consolidarse. En el caso de Sandy Bay, la si­ tuaciónes compleja, hasta ahora los ancianos han estado opacados por el Síndico, este ha influenciado mediante soborno y tráfico de influencias a los más ancianos y ancianas de la comunidad, y no se ha querido someter al control social, lo que le ha hecho perder poder y liderazgo. Sin embargo la estrategia utilizada por él es muy hábil. Por ejem­plo, el mayor oponente entre el poder local for­mal del municipio y las comunidades ha sido el Síndico, él ha sido la au­toridad tradicional, pero ahora tiene que competir y compartir por los mis­mos recursos que antes sólo el los percibía con otra estructura. Pero para lograr sus propósitos ha utilizado las viejas con­ tradicciones entre la co­munídad de Sandy Bay y Karawala, a fin de bus­ car aliados para mantener el acceso a los recursos por un lado y luego pre­ sentar una imagen caris­mática como el único lí­der que efectivamente de­ fiende los genuinos inte­ reses de los indígenas en el sector.
  3. El interés de esta interpretación es desarrollar una visión crítica del liderazgo comunitario, se trata de buscar la forma que potencie las habilida­ des que ya poseen por el bien comunitario, es in­negable, que muchos de estos síndicos y autorida, poseen una tremenda pacidad de gestión pero enfocados al benefido muchas veces familiar
  4. Los resultados del Primer encuentro de autoridades inicio, pero aún es débil, esta debe convertirse en miento permanente, se debe lograr objetivos, sistematizar los intercambios y para ello todavía necesitaran algún acompañamiento, lo cual tendrá mayor fortaleza en la medida que cumplan uno de los principios estipulados en las elecciones, y con ello la unificación de autoridades comunales la sistematización de la alterabilidad del poder la institucionalización de las elecciones de autoridades comunitarias puede iniciar por un bando o resolución municipal luego regional, hasta que se convierte en Le y, a fin de cumplir lo que mandata la Constitución y la Ley de Autonomíae
  5. Todas estas comunidades tienen un enorme potencial de liderazgo de las mujeres. Pero ellas han estado más en función de las necesidades económicas de la iglesia, muy poco se han sometido a la competencia electoral con los hombres en la re-presentación comunitaria en general. Un proceso de estructuración de las liderezas comunitarias, sería de gran impacto en la influencia sobre las fomas en que se ha estado negociando el destino de los recursos naturales de la comunidad, en el pro-ceso de pacificación de la pasada guerra, las madres, las abuelas, las esposas, las compañeras, jugaron un papel determinante. Por esta vía se inició el contacto y la incidencia, hasta lograr los acuerdos de Yulu, que luego se ex· tendiera por toda la Región, la Nación y luego Centroamérica, ese es un enorme aporte que todavía no se ha reconocido, porque por primera vez, en la historia de los conflictos armados, éste se resuelve por la vía del diálogo, en plena guerra, la paz de Centroamérica iniciaron en estas comunidades gracias a la influencia de esas silenciosas mujeres, que siempre es-tuvieron al frente de su comunidad y que hoy todavía no se les ha otorgado el poder formal, que han ejercido. Es aconsejable que se realice una investigación social, sobre las causas rea-les del alto índice de madres solas en las comunidades. a fin de sugerir atención especializada e inserción efectiva de este sector en el desarrollo humano comunitario.
  6. Los acuerdos de Sandy Bay, requieren de un acompañamiento inicial, para lograr su identidad institucional, es posible que los síndicos afectados por estos acuerdos, de muestren resistencia a su cumplimiento y generen algunas contradicciones, que deben superar.
  7. Si bien es cierto que en el Proyecto de PRORAAS no se contempla la entrega y financiamiento para la siembra del frijol. es necesario desarrollar gestiones. ya sea por el propío Alcalde y el Comité, ante la Secretaria de Acción Social, MAGFOR e INRA, que tienen programas a fin de resolver esta demanda, que será fuer te, debido a que ningún comunitario a estas altura posee semilla y necesitan generar esta producción, por la alta insuficiencia alimentaria existente. Así también semillas de hortalizas, musáceas y otros.
  8. los comunitarios se enfrentaran a conflictos territoriales, intra e ínter, lo cualrequirirá construir espacios alternativos de resolución de estos conflictos, es posible que también surjan conflictos con particulares
  9. Se requiere elevar los niveles de gestión de la alcaldía, a fin de elaborar su cartera y ejecución de Proyectos, así mismo asesoría para evaluar impacto ambientai en los proyectos e inversiones, por ejemplo se tiene en proyecto permitir a una empresa maderera, la extracción de madera en el sector de Mairin Laya, limpiar el río para permitir la navegación. Resulta que esto, seguramente afectara uno de los pocos hábitat que tiene el manatí, en esta zona
  10. Desarrollar el turismo receptivo ecológico, puede ser una buena alternativa para estas comunidades.
  11. Un componente que puede desarrollar URACCAN en el marco del programa de comunicación y las capacitaciones es la promotoría de historiadores y recopiladores popu lares comunitarios, a fin de motivar la revitalización cultural comunitaria desde la perspectiva histórica, cultural, espiritual de la cosmovisión de los pueblos indígenas. Esto motiva a una preocupación por la zona, la cultura dominante es la creole, y no la de los miskitos o de los mayagnas. No se trata de opacar a una para que suda la otra, más bien se busca ir a las raíces y enriquecer el gran potencial presente en la zona, que es única en Nicaragua. Sólo preguntémonos en qué otra zona del país la gente habla simultáneamente cuatro lenguas, por la necesidad de servir como instrumento de comunicación cotidiana. Eso es parte de la riqueza cultural.

1 Cesar Páiz Colleman,Licenciado de Estudios Sociales, Director Instituto de Estudio y Promoción de la Autonomía de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense recinto-Bilwi

Copyright © (URACCAN). Todos los derechos reservados.